Aparatos removibles para los más pequeños: Ortopedia Dentomaxilar

¿Te indicaron que tu hijo debe usar aparatos removibles? Quizás no sabías pero hay una disciplina o rama de la ortodoncia llamada ortopedia dentomaxilar. Esta se encarga de dar tratamiento a los niños que todavía no han culminado la maduración de su dentadura y aún conservan dientes de leche. La ortopedia dentomaxilar se encarga de prevenir, interceptar y corregir problemas en la posición de los dientes que todavía no son permanentes. Por ello, se le considera muy beneficiosa para favorecer el desarrollo y maduración de los dientes. Asimismo, evitar que los pequeños luego padezcan problemas de mala posición de los dientes o de sus maxilares.

 ¿Qué son los aparatos removibles?

Los aparatos removibles son dispositivos fabricados con metal y placas de resina a la medida de la boca del paciente. Este tipo de aparatos tienen diferentes formas que sirven para llevar a cabo diferentes procesos. La gran diferencia con la ortodoncia fija es que los aparatos removibles no actúan directamente sobre el diente. Recordá que se usan para niños que todavía están en el proceso de cambiar la dentadura de leche. Por ello, no pueden afectar el normal crecimiento de las piezas dentales.

aparatos removibles

 Entonces, ¿cómo funcionan?

Todos los diferentes tipos de aparatos removibles están diseñados para estimular el crecimiento y desarrollo normal de los huesos de la mandíbula. Esta estimulación va ejerciendo una influencia en los dientes que se van ajustando a una posición adecuada y tomando un tamaño apropiado. Este tipo de aparato resulta menos invasivo para los pequeños, que pueden retirarlos para comer, practicar deportes o tocar instrumentos. Sin embargo, los niños van a necesitar del acompañamiento de sus padres para poder realizar el tratamiento correctamente. Es decir, necesitan que les recuerden utilizar los aparatos removibles.

aparatos removibles 2

Los pequeños pueden empezar un tratamiento con estos aparatos a partir de los seis años y hasta que sea posible modificar los huesos en crecimiento. En algunos casos, cuando los problemas son complejos es necesario complementar estos tratamientos con ortodoncia fija, pero se disminuyen los tiempos. Por lo tanto, se obtiene una sonrisa armónica en menos tiempo.

La etapa de la niñez es crucial para el desarrollo de una dentadura saludable. Es la etapa donde se crean los hábitos de aseo bucal y donde se van formando las dientes de hueso. La atención de los padres es la clave para que los hijos crezcan con dientes sanos. Así, llevarlos al odontopediatra es muy importante para chequear que sus dientes estén creciendo bien.

¿Todavía no has llevado a tu pequeño a una revisión? En Odonto podemos darle la mejor atención. Contáctanos y solicita un turno para él o ella.

2017-09-01T14:29:27-03:00 septiembre 1st, 2017|General|